¿Por qué no actúan las autoridades? Así de fácil es encontrar contenido ilegal en la Darknet

Para proteger la privacidad e identidad en la navegación web, Tor Browser está muy por delante de soluciones como Chrome, Firefox –en el que está basado- y similares, pero no es la panacea. El sistema de enrutamiento del tráfico, con nodos intermedios y un nodo final –además de varias capas de cifrado es lo que permite que el usuario y las acciones que lleva a cabo en Internet, con Tor Browser, sean difícilmente ‘rastreables’, aunque no imposible. Y los administradores de portales en la Deep Web, o más concretamente en la darknet, también usan sistemas alternativos a los convencionales. Pero para el usuario es tremendamente fácil encontrar contenido ilegal.

En varias ocasiones, en ADSLZone hemos investigado la Deep Web para conocer qué se esconde en la parte más oculta de la misma, la darknet. El primer término define únicamente a los contenidos web no indexados –ni indexables- por motores de búsqueda convencionales, pero la darknet recoge además portales web con contenido y servicios alejados de la legislación. En multitud de ocasiones hemos explicado que allí podemos encontrar pornografía infantil, compraventa de armas, documentación falsa y un largo etcétera. Pero esta vez hemos querido enseñarte cómo de fácil es acceder, y preguntarnos precisamente por este motivo por qué las autoridades no actúan -o eso se cree-.

Cualquiera puede acceder a la darknet y su contenido ilegal, pero no al cien por cien

La primera ‘complicación’ de la Deep Web la encontramos en el acceso a webs .onion, que es el dominio que se utiliza aquí, en lugar de un ‘.es’ o un ‘.com’, por ejemplo. Pero esa complicación se esquiva de una forma tan sencilla como es usando Tor Browser, en lugar de los navegadores web convencionales como son Firefox, Safari, Chrome, Opera, Microsoft Edge, etcétera. Una vez hecho esto hay una segunda traba, que es dónde encontrar esos enlaces .onion, en tanto que no están recogidos por Google, y tampoco por otros motores de búsqueda similares.

En su lugar, Tor Browser emplea DuckDuckGo, puesto que no genera cookies de navegación web como sí hace Google, y en definitiva sigue una política más ‘limpia’ para los usuarios. Desde aquí mismo, como haríamos en Google, podemos buscar ‘Hidden Wiki’ y nos saldrán varios enlaces que corresponden con la ‘puerta de acceso a la Deep Web’, y una pequeña parte de la darknet. En el momento de redacción del artículo, el segundo resultado es una réplica de la ‘Hidden Wiki’ original, válida para empezar a navegar por las ‘entrañas de Internet’.

the hidden wiki

The Hidden Wiki, el primer paso en la deep web y la darknet

Dentro de The Hidden Wiki, ya hemos metido el pie en la deep web. De un modo similar a la Wikipedia, The Hidden Wiki recoge enlaces de la deep web que se consideran de interés general, y que están recogidos en varias categorías y secciones, las siguientes:

  • Escogidas por los editores
  • Servicios financieros
  • Servicios comerciales
  • Dominios
  • Anonimato y seguridad
  • Alojamiento web
  • Blogs y Wikis
  • Correo electrónico
  • Redes sociales
  • Foros
  • Etcétera

Además de las secciones anteriores, que por su título no parecen contener nada ilegítimo –pero sí- hay otras que se delatan fácilmente: drogas, adulto, erótica… En lo que hemos repasado ya hay varios enlaces a servicios de blanqueo de capital a través de la compraventa de bitcoins, un amplio mercado negro de teléfonos inteligentes de origen dudoso, foros con hilos de contenido multimedia ilegal y, por supuesto, decenas de enlaces con acceso a pornografía de todo tipo, aunque principalmente ilegal por el origen de las grabaciones y fotografías, así como la presumible edad de sus ‘protagonistas’.

Entrar a la darknet y revisar contenido ilegal sólo instalando Tor Browser y vía The Hidden Wiki es muy sencillo. Pero lo más peligroso de Internet no es tan fácilmente accesible, y existen bloqueos para impedir el acceso y la revisión no autorizados por parte de sus administradores.

phile darknet

De la ‘deep web’ a la ‘darknet’: entre lo dudoso y lo ilegal

La ‘deep web’, como tal, es imprescindible para Internet, pero también imprescindible para países en los que la censura sigue estando presente. Gracias a Tor Browser y el contenido no indexado, así como los servicios de mensajería instantánea o correo electrónico con enrutamiento de tráfico y capas de cifrado, es posible salir de la ‘mordaza política’. Pero The Hidden Wiki es la puerta a la deep web y, al mismo tiempo, también a la darknet, que es donde está lo peligroso, y donde también es sorprendentemente fácil entrar.

Es aquí, en la misma The Hidden Wiki, donde podemos encontrar acceso a servicios legítimos que protegen al máximo el anonimato y la privacidad, y al mismo tiempo la puerta directa a, entre muchos otros, pornografía infantil. Y es igual de fácil acceder a unos y otros. Pero es cierto que, por ejemplo en los foros, encontramos los primeros ‘candados’ que nos impiden acceder libremente a todo el contenido que allí publican sus administradores y usuarios. Hay hilos de foros en los que, fácilmente, podemos ver que hay miles de lecturas y cero contenidos, por ejemplo. Una evidencia de que hay actividad, pero nosotros no podemos verlo.

documentacion falsa darknet

Lo que ves en la darknet, lo que no ves, y lo que alguien quiere dejarte que veas

Antes de nada piensa que lo que ves en Internet, lo que está a tu alcance, es sólo la punta del iceberg. Según estimaciones, un usuario estándar tiene acceso sólo al 10% de todo Internet como máximo, mientras que hasta un 90% se ‘oculta’ en la Deep Web. Así que la dimensión de esta ‘parte oculta’ de Internet es realmente amplia, y de ella, a través de The Hidden Wiki podemos ver una mínima parte. No hay fuentes oficiales que lo hayan confirmado de forma pública, pero es de sobra conocido el rumor que apunta a que algunas webs en la darknet son ‘cebos’ de las autoridades a nivel internacional, diseñadas para cazar a los más incautos de esta ‘zona oscura’ de Internet.

Encaja esta teoría –aunque parezca algo conspiranoica- porque, efectivamente, las autoridades acceden a la darknet y hay investigaciones y procesos judiciales que se han saldado con el cierre de portales allí ‘ocultos’, principalmente mercados de drogas. Además, porque a algunos portales es tremendamente sencillo acceder, mientras que otros muestran signos de su existencia, pero no permiten el acceso de un usuario que únicamente haya instalado Tor Browser en su navegador web.

Fue originalmente publicado en: Adslzone.net

About Gustavo Genez 410 Articles
Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.