¿Sabes qué significan los sufijos de los productos más populares de Apple y la historia detrás de ellos?

La mayoría de los productos Apple llevan en su nomenclatura algunas letras como la “c” (por ejemplo el iPhone 5c) o “s” (iPhone 3GS). También existen modelos que contienen una palabra, por ejemplo “Air” (MacBook Air) o “Pro” (Macbook Pro). Ésta es la forma que la compañía de la manzana tiene para evitar utilizar nombres crípticos tipo iMX4000 o similares para sus nuevos dispositivos y hacerlos así más atractivos al usuario. 

Existen tres periodos diferenciados en la historia de la nomenclatura de los productos Apple, que abarcan desde los comienzos de la compañía (1977 – 1986), la salida forzada de Steve Jobs (1986 – 1997) y desde su vuelta hasta el día de hoy (1997 – presente, esta vez con Tim Cook como CEO desde el fallecimiento de Jobs en 2011). Estos periodos de tiempo están influenciados directamente por Steve Jobs, ya que él ha estado siempre involucrado a la hora de decidir la nomenclatura de los modelos, especialmente desde su regreso a la empresa en 1997. De hecho, tenía siempre la última palabra a la hora de asignar el nombre definitivo del producto. 
En la primera época, desde 1977 hasta 1986, se llegaron a utilizar incluso caracteres poco comunes, como por ejemplo el doble corchete ][ (intentando emular el número dos con números romanos) para nombrar el nuevo modelo de Apple ][+, el cual salió al mercado en 1979. Más adelante sólo sobrevivió el símbolo + que se reutilizó varios años después en los modelos Macintosh LC III+ (1993) y iMac DV+ (2000). Finalmente, este símbolo evolucionó hasta la palabra plus que todos hemos visto en los últimos modelos de iPhone.

Otro ejemplo de esta misma época es la letra “c“, (de compacto) la cual  apareció en el modelo Apple IIc en 1984 (ya sin corchetes). Luego aparecieron el Macintosh IIcx, IIci, PowerBook 5300c, PowerBook Duo 2300c y después de veinte años volvió en el iPhone 5c. Otra de las letras que ha sobrevivido hasta hoy día es la “s“. En teoría su significado es speed (velocidad) pero realmente se asignaba a dispositivos con el mismo diseño pero totalmente renovados por dentro. El Apple IIGS fue el primero (1986), luego fueron apareciendo otros modelos como el PowerBook 5300cs (el cual combina las dos letras), el iPhone 3GS y el resto de esta gama hasta el iPhone 6s.

Figura 1. Apple IIc (fuente) y el iPhone 5c (fuente) ambos usando la nomenclatura “c” (compacto).

En la tercera época, justo después del regreso a la empresa de un Steve Jobs totalmente renovado, tenemos los casos de las palabras “mini” o “Pro“. El término “mini” se aplicó por primera vez al iPod mini que salió al mercado en enero de 2004. El siguiente producto que usaba este sufijo apareció en 2005 en el Mac mini, el cual continua hasta el día de hoy. Mas tarde, en 2012, reapareció en el iPad mini, el iPad que nunca hubiera sacado al mercado Steve Jobs. Por otro lado, “Pro” se utilizó por primera vez en el primer Macbook Pro (2006) y de aquí se reutilizó no sólo en modelos posteriores, sino en otros de otra gama como el Mac Pro o el iPad Pro. La nomenclatura más reciente es “Air“, la cual aparece en los Macbook Air y los iPad Air. Otros términos como “nano” o “shuffle” se quedaron por el camino.

Figura 2. Ipod mini (fuente) y mac mini (fuente)

Como se puede comprobar en el artículo, no hemos hablado de la segunda época. El motivo es que ninguna de las nomenclaturas asignadas a los productos que salieron al mercado durante la ausencia de Steve Jobs entre 1986 y 1997 han sobrevivido a día de hoy. Así se las gastaba el señor Jobs.

Powered by WPeMatico

Entradas relacionadas

About Gustavo Genez 1260 Articles
Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.