Como el iMac G3 impulsó el USB y se cargó los puertos legacy (y de paso a las disqueteras)

Hoy sábado 15 estaremos dando una charla parte del equipo que escribe en Seguridad Apple en el evento de la RootedCon Valencia. En nuestra charla, que precisamente trata sobre los USB y las Hidden Networks, en concreto de los pendrives, haremos una mención a este equipo, el iMac G3, el primer ordenador comercial en eliminar todos los puertos paralelo y serie (legacy ports) a cambio de utilizar USB. Una apuesta arriesgada de Apple, la primera desde la vuelta de Steve Jobs. Vamos a conocer un poco su historia.
Hasta la aparición del primer puerto USB en 1995, los ordenadores utilizaban los famosos puertos serie y paralelo para conectar todo tipo de periféricos. Con la aparición del USB 1.0, la tasa de transferencia de datos aumentó considerablemente hasta los 12Mbps, cuando los puertos paralelo y serie tenían una tasa de 100Kbps y 450Kbps respectivamente. A pesar de estas considerables ventajas, los equipos incorporaban puertos USB pero se mantenían los legacy, ya que aún había una gran cantidad de dispositivos que usaban dichos puertos de conexión.
Figura 1. Puertos legacy (en verde y morado PS2, rosa Paralelo y amarillo serie. En naranja los USB. Fuente.
Pero en agosto de 1998 apareció en el mercado el primer ordenador que discontinuaba los puertos paralelo y serie, el iMac G3, el primero de una nueva era en Apple. Este equipo fue un proyecto liderado por el mismísimo Steve Jobs, ya de vuelta en su querida Apple. Jonathan Ive, un genio del diseño, fue el encargado de dar forma a este nuevo equipo. Y la verdad es que sorprendió a todos por su espectacular forma y carcasa transparente en un único cuerpo, integrando el monitor CRT, como se puede apreciar en la siguiente imagen:
Figura 2. Apple iMac G3. Fuente.
Pero además de revolucionar el diseño de los ordenadores por su espectacular forma, también se atrevió a algo bastante arriesgado: eliminar puertos. De hecho, se eliminaron completamente los puertos serie, paralelo, SCSI, ADB y además incluso la disquetera, el elemento físico más utilizado para copiar ficheros. Eso sí, incluía un CDROM y varios puertos USB. Cuando Jobs mostró al público sus características en mayo de 1998 todos pensaba que era una auténtica locura. No sólo había eliminado los puertos más usados sino que además apostaba por uno nuevo, el USB, que todavía no tenía claro su futuro, aunque era bastante prometedor.
Figura 3. Detalle de los puertos del iMac G3. Fuente
De hecho, la única forma de comunicación, además del CDROM, eran el puerto Ethernet, un modem de 56Kbps o por infrarrojos. Incluso si querías conectar un ratón o un teclado tenía que ser también USB. Y no es que hubiera muchos periféricos en el mercado por aquella época basados en este nuevo puerto de comunicaciones. Pero todos los fabricantes querían tener un dispositivo compatible con este nuevo ordenador de la marca de la manzana, del cual se preveían unos buenos resultados (como así sucedió al final aunque también ayudaron las 150.000 reservas anticipadas). Así que se pusieron manos a la obra y entre mayo y agosto de ese mismo año aparecieron cientos de nuevos periféricos compatibles con USB lo que impulsó aún más al nuevo ordenador.

Figura 4. Detalle del CDROM frontal del iMac. Fuente.
El iMac G3 fue el primer producto creado por la nueva Apple rejuvenecida por la vuelta de su hijo pródigo, Steve Jobs. Este nuevo equipo, mezclando una arriesgada apuesta de diseño junto a la eliminación de los puertos apostando por las nuevas tecnologías (además de estar Jobs detrás, por supuesto) consiguió un gran éxito de ventas, tanto que sacó a Apple de sus tiempos oscuros. Una muestra más de que para ganar hay que arriesgar (y tener a un Steve Jobs en tu equipo también ayuda).

Powered by WPeMatico

Entradas relacionadas

About Gustavo Genez 1749 Articles
Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.