La guerra comercial hace sonar los tambores de la ciberguerra

La guerra comercial que desde hace meses libran Estados Unidos y China, junto a la reactivación de las sanciones económicas impuestas a Irán, están avivando y de qué manera, una mucho más silenciosa guerra cibernética contra Estados Unidos.

Tanto la Agencia de Seguridad Americana (NSA) como la firma de ciberseguridad FireEye han explicado en los últimos días, que hace semanas que grupos de hackers de ambos países están atacando a instituciones, bancos y grandes empresas americanas con una virulencia que no tiene precedentes hasta la fecha.

Según informan hoy desde el New York Times, decenas de ataques podrían haber obtenido un éxito parcial, si bien no se han hecho públicos datos específicos. Otras fuentes recogidas por el rotativo estadounidense afirman  sin embargo, que entre las empresas afectadas se encuentran nombres como los de Boeing, General Electric o T-Mobile. En el caso de las infraestructuras públicas, parece ser que los atacantes han intensificado sus esfuerzos coincidiendo con el lockout, el cierre patronal de la administración americana durante las últimas semanas.

Por supuesto Rusia tampoco ha querido perderse la fiesta y tras alcanzar su éxito sin precedentes gracias a su influencia sobre las últimas elecciones americanas a base de fake news, ha intensificado sus esfuerzos en el ataque a centrales nucleares, plantas eléctricas y otras infraestructuras críticas.

Vuelta a empezar tras cinco años de “deshielo”

Lo cierto es que esta situación no es completamente nueva para Estados Unidos, ni realmente ha sorprendido a su departamento de seguridad. Una vez que la nueva Administración ha borrado por completo todos los esfuerzos pacificadores de la “doctrina Obama”, las cibertrincheras han vuelto a situarse en el mismo lugar en el que estaban hace cinco años.

Y es que aunque los ciberataques desde China o Irán a posiciones americanas nunca habían desaparecido por completo, lo cierto es que la política internacional desarrollada por el Gobierno de Barack Obama, había calmado (y mucho) los ánimos.

En este sentido, la política de “entendimiento mutuo” con el gigante asiático y el acuerdo nuclear alcanzado con Irán, habían conseguido reducir la magnitud del ciberconflicto a esas “escaramuzas” que entran dentro del orden del día de la seguridad informática.

Todo esto sin embargo forma ya parte del pasado. Como indican los analistas americanos, lo que hace unos años eran grupos más o menos grupos de hackers que contaban con el visto bueno del Partido Comunista, ahora se ha convertido en un ciber-ejército profesional dirigido directamente desde el Ministerio de Defensa del país asiático. Y lo que antes eran ataques más o menos directos a objetivos previsibles y declarados, se han sofisticado, utilizando como “puerta de entrada” a los principales proveedores de servicios y dispositivos hardware que dan acceso a la Red.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.