Apple actualiza el hardware de su serie iMac, pero no incluye el chip de seguridad T2

A medida que se acerca el evento anunciado para el próximo 25 de marzo, Apple está aprovechando para lanzar nuevos dispositivos como los nuevos iPad hace unos días (con un nuevo modelo de iPad Air de 10.5 pulgadas además de otro iPad Mini) y ahora le toca el turno a su serie iMac. Parece evidente que Apple ha echado el freno a todo su proceso creativo y de innovación centrándose en conseguir nuevas ventas con productos clásicos mejorados. Pero estos “ajustes” de hardware tienen un perjudicado: el chip de seguridad T2.
Este microprocesador ha sido uno de los grandes avances en hardware que Apple ha añadido a su reciente gama de productos como el iMac Pro, Mac mini (2018), Macbook Air (2018) o los MacBook Pro (2018). Ya hemos hablado aquí en profundidad sobre su funcionamiento y  sus nuevas características entre las que destacan sobre todo el cifrado del disco duro así como el arranque seguro, entre muchas otras.

Figura 1. Comparativa de los nuevos iMac. Fuente.

Los nuevos iMac ofrecen una gran variedad de nuevas características, como por ejemplo la inclusión de una tarjeta Radeon Pro Vega, nueva generación (la novena) de microprocesadores Intel i3 e i5 hasta 3,8GHz y 8 núcleos, etc. Para los modelos inferiores, Apple mantiene los discos tipo Fusion, discos duros híbridos (mecánicos y SSD), que ya se lanzaron en 2012. La buena noticia es que podemos cambiarlos sin problema por otros SSD  pero la mala es que, por culpa de ellos (y todo el hardware asociado como por ejemplo la controladora), se ha eliminado el nuevo chip T2.

Las características de estos discos duros Fusion no son compatibles con las funciones de seguridad del chip T2. Esto no es una buena noticia, a pesar de la mejora del hardware, ya que este ofrece una gran cantidad de funciones que aumentaban significativamente la seguridad en los dispositivos Apple. Llama la atención el no incluirlo después del gran esfuerzo por parte de la empresa en desarrollarlo e integrarlo en otros productos de incluso menor gama como por ejemplo el Mac mini.

Figura 2. Placa base del modelo iMac 2017 Retina 4K. Fuente.

Aunque realmente, la no inclusión del T2 tiene una explicación sencilla. Incluirlo implicaría rediseñar casi al completo la placa base de los nuevos iMac, así que han optado por renovar los componentes principales para darles más rendimiento en decremento de la seguridad que aportaban los chips T2. De todas formas, estamos seguros que la siguiente generación de iMacs (que no tardarán en aparecer) se rediseñarán por completo para incorporar este microprocesador orientado a la seguridad. 

Powered by WPeMatico

Entradas relacionadas

About Gustavo Genez 2653 Articles
Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.