La dura carta que envió Jeff Raskin (padre del proyecto Macintosh) a Apple quejándose de Steve Jobs

Steve Jobs no fue el creador del Macintosh, al menos no al principio. Jeff Raskin (empleado número 31 de Apple) presentó el 27 de septiembre de 1979 a la compañía un proyecto para para crear un ordenador asequible y fácil de utilizar que llegara a todos los públicos. Para conseguirlo necesitaba introducir algo nuevo y espectacular: un ordenador con una interfaz gráfica por menos de 500$. Pero en Otoño de 1980 Steve Jobs se unió al proyecto … y todo cambió.
El proyecto Macintosh era realmente ambicioso, no sólo por su innovadora (aunque no original, como ya sabemos el ratón y la interfaz gráfica fue desarrollada antes por Xerox Parc) idea de una interfaz gráfica sino por su precio, el verdadero handicap del proyecto. Para que se pudiera vender por 500$ de la época era necesario fabricarlo y empaquetarlo por sólo 125$, algo realmente complicado para una startup como Apple. Aún así, el equipo de Jeff se entregó al proyecto y comenzaron a trabajar en el Macintosh.
Figura 1. Mike Scott, Steve Jobs, Jeff Raskin, Chris Espinosa y Steve Wozniak. Fuente.
Steve Jobs llegó al Macintosh después de ser expulsado de otro proyecto, el Lisa. Al principio, Jobs se paseaba por las oficinas donde estaban trabajando en el Macintosh haciendo comentarios, hablando con los trabajadores, etc. Esto ya empezó a molestar un poco a Jeff pero la verdadera batalla llegó cuando oficialmente se unió al proyecto, ya que comenzó a cambiar totalmente las líneas de avance. Técnicamente, el jefe era Jeff pero estamos hablando de Jobs, uno de los fundadores de la compañía y contra eso no tenía nada que hacer. 
Primero se enfrentaron por el precio, mientras Jeff buscaba un ordenador por menos de 500$, Steve Jobs decía que no mirara el precio, que se limitara a fabricar el mejor ordenador posible, algo que chocaba totalmente con la filosofía de trabajo de Jeff. Otro de los factores de enfrentamiento fue el diseño. A Jeff no le gustaba la idea de un ratón, ya que decía que el usuario perdería mucho tiempo cambiando del teclado al ratón (a pesar de tener una interfaz gráfica) aunque luego se decantó por usar un ratón de un sólo botón (justo que el que llevó el Macintosh al final). Aquí desde luego fue un acierto total de Steve Jobs, el cual ya traía esta idea de lo que había visto en el proyecto Lisa, el cual tenía interfaz gráfica y ratón. Las discusiones en público eran frecuente, destacando cómo Jeff perdía totalmente el control cuando se enfrentaba a Jobs.
Figura 2. Prototipo de lo que sería el futuro Canon Cat, el ordenador que pudo ser el Macintosh, creado por Jeff Raskin. Fuente.
Finalmente, Jeff envió una carta al CEO actual de Apple, Mike Scott con una lista de sus problemas con Steve Jobs:
  1. Jobs no asiste a sus citas.
  2. Actúa sin pensar y con mal juicio.
  3. No da crédito a los demás cuando se lo merecen.
  4. Jobs reacciona a menudo ad hominen.
  5. Toma decisiones absurdas y derrochadoras, tratando de ser paternal.
  6. Interrumpe y no escucha.
  7. No cumple promesas ni compromisos.
  8. Toma decisiones aprovechando su cargo.
  9. Tiene unas estimaciones demasiado optimistas.
  10. Jobs es a menudo irresponsable y también desconsiderado.
  11. Es un mal gestor de proyectos de software.
Parece que Jeff se quedó a gusto enviado esta carta pero finalmente abandonó el proyecto y Apple en 1982, dos años antes de que se presentara finalmente el Macintosh. Fundó su propia empresa de ordenadores para fabricar su ordenador soñado el cual terminó llamándose Canon Cat. Jeff falleció el 26 de febrero de 2005 a la edad de 61 años. La genialidad de Steve Jobs siempre está asociada a sus enfrentamientos con otros genios, como el caso de Jeff o incluso con Wozniak. Gracias a ellos, Jobs construía su modelo final buscado utilizando sus propias “ideas locas” pero siempre basándose (en parte o totalmente) en lo aprendido con estas discusiones con sus colegas. Es decir, necesitaba siempre que alguien le hiciera ver pedazos de la realidad y de esta forma, poder cumplir finalmente con sus proyectos. 
Figura 3. Canon Cat. Fuente.
El Macintosh fue un fracaso debido a su alto precio, unos 2.000$ de la época, unos 5.000$ a día de hoy (como ya lo vaticinó Jeff) aunque su diseño y gran tecnología se fueron ajustando a mejor en futuros proyectos, además de encontrar su espacio dentro de la industria (básicamente en el diseño y la autoedición) y ser una influencia tanto para Apple como para otros desarrolladores. Es decir, ni Jeff ni Jobs lo hicieron tan mal al final.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.