Apple planea fabricar un iPhone más barato, sin FaceID y con sensor de huellas dactilares para el mercado chino

FaceID es la apuesta de Apple a día de hoy utilizada para realizar la autenticación en sus iPhones e iPads de última generación. Además, parece que esto seguirá siendo así en los nuevos modelos que saldrán en breve al mercado. Pero la guerra comercial, ahora un poco más relajada, entre China y EEUU ha hecho bastante daño a las empresas norteamericanas ubicadas en dicho país asiático, Apple entre ellas. Y esto de forma indirecta ha afectado al FaceID y también a la seguridad de los dispositivos Apple.

Tanto el clásico TouchID como el FaceID son bastante seguros, aunque parece que según los números, FaceID ganaría en nivel de seguridad. Con TouchID existe 1 entre 50.000 posibilidades de que alguien utilizando otra huella pudiera desbloquear un iPhone. En cambio, con FaceID existe 1 entre 1.000.000 de posibilidades que alguien, utilizando otra cara aleatoria, fuera capaz de desbloquearlo. Eso sí, estos números se refieren a posibles “ataques” o “accesos no autorizados” aleatorios. Esto cambia cuando el ataque es dirigido hacia una persona específica, siendo más factible conseguir un acceso no autorizado al dispositivo.

Figura 1. Componentes del TouchID. Fuente.

Centrándonos en un hipotético acceso aleatorio debido a algún error de “match” (coincidencia), FaceID es más seguro como se ha comentado, pero también es más caro de fabricar. Algunas fuentes fiables procedentes de China están publicando que Apple está pensando en fabricar un iPhone sin FaceID debido justo a ese factor, el precio. Fabricar un TouchID es mucho más barato que los componentes (sobre todo la cámara, infrarrojos, etc) necesarios para FaceID.

Figura 2. Componentes del FaceID. Fuente.

Este modelo reducido de iPhone tiene como objetivo exclusivamente el mercado chino, utilizando TouchID como elemento de autenticación. Además, según estos mismos rumores, el detector de huellas se encontraría ubicado directamente en la pantalla, oculto tras ella (aunque esto también debe de ser bastante caro de fabricar). Este considerable esfuerzo en tiempo y dinero es rentable ya que el mercado chino es muy importante para Apple, donde además de tener allí la mayoría de sus fábricas, el cliente de ese país suele gastarse una media de 700€ en un smartphone y es necesario ajustarse a ese precio.

Figura 3. Concepto de la ubicación del lector de huellas en este posible nuevo iPhone. Fuente.
Será complicado que Apple sólo venda este dispositivo (si es que llega a fabricarlo algún día) en China, cuando seguro que tiene su mercado también en el resto del mundo. De todas formas no veremos este hipotético nuevo iPhone durante 2019, ya que los analistas coinciden que Apple se limitará a actualizar los modelos iPhoneXS, iPhoneXS Max y iPhone XR, todos con su FaceID y su correspondiente notch. Será interesante ver este modelo de iPhone y también la respuesta que tendrá en el mercado, que aunque siendo más barato, también es un poco más inseguro.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.