Así seria la nueva cámara del Apple Watch según la última patente registrada por Apple

Desde su aparición por primera vez en el año 2014 el Apple Watch se ha convertido en todo un referente en el mundo de los Wereables y complementos inteligentes. En el día de hoy os presentamos la última patente registrada por Apple y que aborda la posibilidad de la incorporación de un sensor óptico en la correa del dispositivo. Hasta la fecha se han lanzado varios modelos de Smart Watch con cámara, sin embargo esta se situaba en el propio chasis del reloj y no en la correa. Las patentes son uno de los principales activos de la empresa de Cupertino y sirven para proteger su propiedad intelectual.

La patente en cuestión consiste en una cámara que iría integrada en la correa del dispositivo, algo que permitiría una gran manejabilidad y haría que no fuese necesario reestructurar el Smart Watch por completo al intentar ahorrar espacio. La cámara iría conectada al dispositivo a través de un cable flexible que la permitiese girar o doblarse en cualquier dirección, por otro lado, la pantalla del reloj serviría para visualizar la imagen al igual que se ha hecho hasta ahora cuando usamos el Apple Watch para sacar fotos con el iPhone. En la patente también se menciona la posibilidad de incorporar más de un sensor, lo que permitiría la incorporación de una cámara delantera y otra trasera y evitaría el giro excesivo de la correa cuando se quisiera hacer una foto.

Figura 1: Imágenes de la patente de Apple Watch

Es importante tener en cuenta que esta patente fue solicitada en septiembre del año 2016, concretamente después del lanzamiento del Apple Watch Series 2, por lo tanto la patente ha tenido tiempo para ser estudiada a fondo y saber si es viable. Aunque la oficina de patentes finalmente le haya otorgado la patente a Apple no podemos asegurar que se vaya a incorporar en la próxima generación de Apple Watch. Debido a la dificultad de incorporar un sensor tan sensible en la correa de un reloj se ha decidido ubicarlo en el extremo final de la correa haciendo que sea más cómodo de usar. También se baraja la posibilidad de que el extremo de la correa que contiene el sensor pueda rotarse tirando levemente de el.

Con este cambio Apple parece estar buscando independizar poco a poco su Smart Watch del iPhone, de hecho con la llegada del Apple Watch Series 4 (en su versión 4G LTE) no será necesario el uso del iPhone para actualizarlo ni para realizar llamadas, además se ha anunciado que se incorporará una App Store para el dispositivo en la que habrán apps exclusivas y totalmente independientes.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.