El data centre SSD de Intel podría permitir hacerse con el control completo de los servidores

A las vulnerabilidades de los procesadores Intel que permitirían actuar a Spectre o Meltdown, ya conocidas en 2018, se une el descubrimiento de nuevas vulnerabilidades relacionadas con los procesadores usados en data centres con SSD.

Extraído de Datacenter Dynamics

En esta ocasión, han sido el especialista Jesse Michael de Eclypsium junto con personal de Intel, quienes han identificado una nueva vulnerabilidad que afecta directamente a la herramienta de diagnóstico del procesador Intel, además de un fallo adicional que afectaría a la seguridad de los data centre SSD.

La vulnerabilidad relacionada con la herramienta de diagnóstico del procesador, se ha catalogado como CVE-2019-11133 con una puntuación CVSS de 8.2 sobre 10. Dicha vulnerabilidad podría permitir a un usuario autentificado realizar una escalada de privilegios con la que podría acceder a información confidencial o realizar ataques de DoS mediante un acceso local.

Por otro lado, la vulnerabilidad que afectaría a los data centres SSD, concretamente a las unidades de las series S4500 y S4600 de Intel, permitiría a un usuario no autentificado escalar privilegios a través de un punto de acceso físico; aunque ha sido puntuada con 5.3 sobre 10 en la escala CVSS, por lo que no se considera crítica.

Intel ha podido lanzar los correspondientes parches de seguridad antes del plazo de 90 días para la divulgación pública de vulnerabilidades. Y aunque la compañía ha resuelto alrededor de 25 vulnerabilidades críticas en lo que va de año, el volumen de vulnerabilidades que se está detectando últimamente parece indicar que la estrategia de seguridad de la compañía debería actualizarse.

Más información

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.