Empleado de un Apple store despedido por enviarse una foto de una clienta al reparar su iPhone

Uno de los trabajadores de una tienda Apple ha sido despedido tras enviarse a si mismo una foto íntima de una clienta después de que esta dejara su iPhone en la tienda para reparar la pantalla. El empleado, cuyo nombre no se ha compartido accedió a la galería de fotos del iPhone de Gloria fuentes mientras el dispositivo se encontraba en la tienda Apple de Bakersfield, California. Fue cuando la señorita Fuentes llego a casa cuando descubrió que se había enviado la fotografía a un número que no le resultaba conocido desde su dispositivo.

“Lo abrí e instantáneamente quise llorar” escribió Gloria en un post de Facebook la semana pasada justo después del incidente “Este chico entró en mi galería y se envió una de mis fotografías extremadamente personales para mi novio. Esta fotografía era de hace un año por lo tanto ha tenido que estar buscando durante un rato… no soy capaz de expresar lo asqueada que me siento” 

Tras darse cuenta del incidente Gloria volvió a la tienda para enfrentarse al trabajador, el cual admitió que era su número pero que no sabía cómo se pudo haber enviado el mensaje. Evidentemente también se lo explico al jefe de la tienda. Tras darse a conocer este incidente Apple no tardó en tomar medidas y avisar de que tras una investigación interna se había determinado que el empleado actuó violando las normas de privacidad impuestas por la empresa para sus empleados. La empresa californiana añadió “Este individuo ya no está asociado a nuestra compañía. Estamos agradecidos al cliente por traer esta situación profundamente preocupante a nuestra atención”.

Figura 1: Parte del post publicado por Gloria Fuentes en su muro de Facebook.


“Le di mi teléfono al empleado y durante un rato estuvo jugando con él, realmente no le presté atención porque pensé que estaba haciendo su trabajo, buscando en la información de mi seguro o lo que sea. Me pidió mi código de acceso dos veces en ese plazo de tiempo.”

Fuentes dijo que le preocupaba que la tienda tuviera acceso a su teléfono antes de asistir a su cita para que le repararan la pantalla por eso mismo eliminó sus aplicaciones de redes sociales e información bancaria almacenada en el dispositivo pero olvidó eliminar las fotografías. La víctima de este incidente, Gloria, no ha dudado en compartir su historia en Facebook porque le preocupa que a otra gente pueda haberle pasado lo mismo. También ha avisado de que presentará cargos contra el ya ex-empleado de la compañía.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.