Es posible que la próxima generación de Airpods incluya un sensor de presión del aire

Hace unas semanas llegaron al mercado los nuevos AirPods Pro, una versión mejorada de los auriculares inalámbricos de Apple, sin embargo parece que la empresa californiana tiene planes para mejorar todavía más estos pequeños dispositivos. Es muy posible que en futuras versiones los Airpods puedan realizar su función de detección de una manera mucho más precisa a través de un sensor de presión que los haga capaces de detectar cuando se encuentran introducidos en los conductos auditivos. Con este método los AirPods serían más selectivos a la hora de encenderse y apagarse reduciendo bastante la posibilidad de una activación accidental cuando se encuentran fuera de su estuche de carga.

Los AirPods y su versión Pro ya cuentan con una función para detectar cuando están en la oreja y cuando no, gracias a este sistema es posible ahorra batería cuando se encuentran fuera del estuche de carga pero no se están utilizando, además al desactivarse nuestro móvil solo tendrá que reproducir contenido a través de uno de ellos ahorrando batería en ambos dispositivos. Por el momento los sensores utilizados para realizar el proceso de detección son sensores ópticos y acelerómetros, que a pesar de ser muy precisos siguen dando falsos positivos al detectar movimientos similares a los detectados al llevarlos puestos o cuando los sensores se encuentran obstruidos en sitios como en un bolsillo.

Figura 1: AirPods en el bolsillo.

A pesar de que el diseño actual de los AirPods ha sido todo un éxito Apple piensa que puede mejorarlo utilizando otro tipo de sensores más precisos, hace unos días la empresa californiana registró una nueva patente con el nombre de “Detección acústica en el oído para un dispositivo auditivo”. La patente en cuestión sugiere que los dispositivos sean introducidos en los conductos auditivos antes de realizar la conexión con el dispositivo Bluetooth. Para comprobar que están siendo utilizados los auriculares utilizarían un sensor de presión en el aire que se activaría al detectar la presión ejercida al introducirlo en el conducto auditivo.

Figura 2: AirPods introducidos en la oreja.

Al introducir el auricular en la oreja el nuevo sensor detectaría el cambio de presión (del conducto auditivo respecto a la presión atmosférica) y activaría el dispositivo que se conectaría a nuestro móvil en apenas unos segundos. Una vez conectado al teléfono cada auricular emitiría un pequeño pitido para avisar de que ya está listo para reproducir contenido. La patente sugiere que este método de activación es mejor que el utilizado actualmente, aunque la presión en algunos lugares como un bolsillo o el propio estuche de carga difiera de la presión atmosférica esta variación no es comparable a la ejercida al introducir el auricular en el oído.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.