Un iPhone ha ayudado a resolver el asesinato de un bombero de Florida

No es la primera vez que os hablamos de que un dispositivo Apple es de gran ayuda a la policía en la resolución de un crimen. El pasado 19 de octubre un bombero de Coral Springs (Florida) fue asesinado tras negarse a darle sus pertenencias a unos asaltantes. Los tres asaltantes ya se encuentran bajo custodia policial y han sido acusados con los cargos de asesinato en primer grado y robo a mano armada por los hechos sucedidos el pasado 19 de octubre. Los detenidos son José García Romero de 20 años, Marco Rico de 32 y Torrey Holston de 19. Al parecer los agentes han podido identificar a Holston como el tirador después de que este confesara.

La policía explicó que gracias al iPhone de la víctima y la combinación de lectores de matrículas y torres de telefonía fue posible identificar el vehículo con el que huyeron los asaltantes. Al rastrear el dispositivo las autoridades se encontraron con que dos de los acusados ya se encontraban bajo custodia policial en el condado de Palm Beach. Al parecer la noche anterior al asesinato un hombre llamo desde el motel alertando de que su novia había sido secuestrada. Al llegar la policía encontró algunos casquillos en el suelo pero ningún herido. Según un periódico local la mujer habría quedado con uno de los implicados para comprar droga pero se complicó la situación hasta el punto de que haber disparos. Cuando la policía habló con la pareja esta identificó el Nissan Sentra que más tarde fue visto en la escena del crimen de Randazzo.

Figura 1: Lectores de matrículas equipados en un coche de policía.

Aunque la policía no ha querido revelar muchos detalles acerca del asesinato ha explicado que el crimen tuvo lugar entre las 2 y las 5 de la madrugada, minutos después de que Randazzo abandonase una cafetería de Aruba Beach, los ladrones se llevaron las zapatillas, la cartera con 55 dólares, un cuchillo de elaboración artesanal y el iPhone de la víctima, el cual ayudó a la policía a identificar el vehículo de los asesinos. Este asesinato ha causado un gran impacto mediático en Broward ya que Christopher Randazzo (de 39 años) se había unido al departamento de bomberos de Coral Springs el pasado mes de marzo. El funeral tuvo lugar la semana pasada y asistieron cientos de vecinos del condado para mostrar sus respetos y dar el pésame a la familia.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.