¿Utilizas más de un sistema operativo? Conoce estos riesgos de seguridad

Hoy en día es muy común tener varios sistemas operativos instalados nativamente en un ordenador. Si, por ejemplo, necesitas utilizar tanto Windows como Linux indistintamente, lo mejor que puedes hacer es un Dual-Boot para elegir qué sistema operativo arrancar cada vez que encendamos el ordenador. en este artículo os vamos a hablar de todos los riesgos que debes tener en cuenta a la hora de optar por esta práctica solución de instalar en un mismo PC, varios SO simultáneamente y elegir con cúal arrancar.

Riesgos del dual-boot

Es posible que puedas verte afectado por uno o más de estos riesgos. Pero es muy importante no alarmarse, ya que, en todos los casos, existe una solución o alternativa para estar seguros.

Sobre-escritura de datos o del sistema operativo

Muy probablemente, este sea el riesgo más importante que debes considerar. ¿Esto qué quiere decir? Es posible que queriendo instalar el segundo sistema operativo, puedas acabar afectando a la integridad de los datos del sistema operativo primario, o bien, al propio sistema primario en cuestión. Se sabeque puedes optar por algunas herramientas que te ayudarán en la recuperación de archivos o sistema operativo dañado, sin embargo, las posibilidades de que la recuperación sea exitosa no llegan a un 100%.

La acción esencial para evitar inconvenientes con el sistema operativo primario y los datos asociados, es prestar atención a cuál es la partición de disco que utilizarás para la instalación del sistema secundario. Aunque, por fortuna, prácticamente una gran parte de los asistentes de instalación tienen la capacidad para detectar particiones primarias, es decir, particiones de disco que ya están ocupadas. Por tanto, sabrás de antemano que esa partición ya está ocupada, pero debes extremar la atención para no cometer un grave y terrible error.

Por supuesto, ten presente que en estos casos no vale la pena experimentar con este tipo de acciones, ya que, como comentamos al comienzo, no siempre será posible recuperar lo dañado. Ya sea datos o el propio sistema operativo primario.

Problemas a causa de particiones bloqueadas

Es importante puntualizar que los archivos que sean considerados importantes o esenciales para ti van a estar disponibles. Esto último, siempre y cuando los hayas organizado adecuadamente. No hay nada más molestoso que darte cuenta que aparentemente, no encuentras tus archivos o bien, no logras acceder a ellos por alguna razón.

Una de las alternativas más prácticas es la utilización de servicios en la nube para almacenar nuestros archivos. Existen soluciones populares como OneDrive de Microsoft, Google Drive o Dropbox entre otras muchas soluciones de almacenamiento en la nube privada. Todas ellas nos dan la posibilidad de subir archivos a nuestra nube personal y organizarlos como queramos. No obstante, desde RedesZone os recomendamos crear vuestra propia nube privada haciendo uso de un servidor NAS de marcas como QNAP, Synology o ASUSTOR, y sacarle el máximo partido usando sus propias aplicaciones de sincronización de archivos o carpetas, e incluso usando Nextcloud directamente para este mismo fin.

Por otro lado, puedes optar por la utilización de una partición del disco duro, el cual solamente sirve para el almacenamiento de archivos personales. Así, garantizarás la disponibilidad de tus archivos y potenciarás el buen rendimiento de tu ordenador. Un aspecto importante es que si vas a instalar SO tan diferentes como Windows o Linux, elijas un formato de archivos que ambos puedan leer y escribir sin problemas.

Es posible que alguna partición dedicada a tus archivos pueda bloquearse. Por ejemplo, si al utilizar Windows ocurre un evento inesperado de apagado, cualquier partición de disco dedicada a archivos se bloqueará. Lo que significa que, si instantas acceder a través de Linux como sistema secundario, aparecerá un mensaje indicando que ha habido un error a la hora de monar el sistema de archivos, y que la partición NTFS (si es que has usado este sistema de archivos) está en un estado inconsistente. Lo que te indica es que debes restaurar la sesión detenida inesperadamente de Windows. Posteriormente, debes apagarlo normalmente. Otra alternativa es que accedas a esa partición afectada en modo de sólo lectura para acceder a los datos.

Así también, puedes restaurar tu sesión de Windows, proceder nuevamente al reinicio por completo a Windows y finalmente, volver a realizar el cambio a Linux. Después, intenta acceder a la partición deseada.

Dificultades para actualizar Windows vía Windows Update

Un detalle que muchas personas obvian es la posibilidad de que haya problemas a la hora de aplicar actualizaciones de software. A pesar de que Linux es uno de los sistemas operativos más robustos, no se salva de los inconvenientes a raíz del dual-booting en tu ordenador. Sin embargo, cuando se trata de Windows, las actualizaciones que se obtienen mediante Windows Update implican una avalancha de inconvenientes.

En el caso de que, por ejemplo, utilices Windows y Linux en un mismo ordenador y actualices el primer sistema operativo hay riesgos de que el MBR se sobreescriba. Estas siglas de MBR significan Master Boot Record, y si se sobre-escribe, te dejará con una partición de Linux inaccesible. Esta situación se da a raíz de actualizaciones de software fallidas o incluso, algunas actualizaciones simples como las de los controladores. En estos casos, tendrías que solucionar tú mismo de manera manual el acceso a dicha partición.

Una de las acciones rápidas para prevenir este problema, o no volver a pasar por lo mismo en alguna ocasión, es configurar Windows como sistema operativo primario, si es que Windows es el sistema operativo que utilices más frecuentemente. Ahora bien, si precisas contar con una experiencia de uso seguro mediante software actualizado tanto en Windows como Linux, prueba virtualizar uno de ellos, por ejemplo, si Linux lo utilizas solamente para tareas específicas o acceso a software que es únicamente compatible con dicho sistema operativo.

Virus y malware: amenazas contra la seguridad de los dos sistemas

No hay dudas de que Windows es uno de los sistemas operativos más atacados por los cibercriminales. Cualquier cibercriminal no necesita esforzarse demasiado para poner en riesgo la seguridad y el desempeño de uno, cientos o miles de ordenadores. Sin embargo, y aunque Linux es generalmente más seguro y robusto que Windows, no se salvan de los fallos de seguridad. Recordemos que varios de los eventos de seguridad que conocemos tienen que ver con sitios web y su infraestructura relacionada, es decir, los servidores web. Y sabemos que en mayor medida los servidores web funcionan en sistemas operativos basados en Linux.

Ambos sistemas operativos deben estar protegidos con sus suites de seguridad correspondientes. En el caso de Windows, debemos optar por una solución antivirus/antimalware de la cual podamos sacarle el mayor jugo posible sin que eso signifique pérdida de productividad. ¿Esto qué quiere decir? Que no basta con instalar la solución, aplicar configuraciones estándar y listo, que permanezca ejecutándose. Es necesario conocer bien nuestro antivirus/antimalware para configurarlo correctamente y que de verdad nos proteja.

En cuanto a Linux, también es posible contar con soluciones antivirus/antimalware. La particularidad es que es posible contar con ellos mucho más fácilmente, ya que varias de estas soluciones pueden ser obtenidas directamente a partir de la línea de comandos. Esta es una razón más por la cual merece la pena ser usuario Linux y llevar nuestros conocimientos informáticos al siguiente nivel.

Cifrando la partición de datos para acceder con Linux y windows

Si has creado una partición específica para almacenar tus datos, y quieres cifrarla entera, ambos sistemas operativos disponen de herramientas para ello, pero no son compatibles entre sí o dan muchos problemas. Es decir, si hacemos uso del cifrado de partición en Linux, no podremos acceder desde Windows y viceversa. Para solucionar este problema, es muy recomendable utilizar una herramienta disponible para los dos sistemas operativos como Veracrypt.

Novedades de VeraCrypt 1.23

Este programa gratuito no solamente nos permitirá crear contenedores cifrados y «montarlos» en una unidad para acceder al vuelo a todos los datos, sino que también nos permitirá cifrar particiones de disco enteras para proteger todo su contenido con la máxima seguridad. Si estás interesado en acceder a esta partición de datos desde ambos sistemas operativos, una de las mejores alternativas es usar Veracrypt.

Si tienes un servidor NAS para tu nube privada

Si disponemos de un servidor NAS, también podríamos almacenar los datos cifrados y acceder desde Windows y Linux vía Samba, FTP, NFS u otros protocolos como FTPES y SFTP que incorporan cifrado de datos. Si montamos nuestra nube privada, podremos acceder con los típicos protocolos de red para ver todos los archivos guardados.

Esperamos que con estos consejos de seguridad, puedas proteger tanto la integridad de los archivos contenidos en ambos sistemas operativos, como de ataques externos y también cómo puedes montar el sistema para acceder desde ambos a tus archivos con seguridad.

El artículo ¿Utilizas más de un sistema operativo? Conoce estos riesgos de seguridad se publicó en RedesZone.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.