¿Quieres tener Internet en tu coche? Así puedes montar una red WiFi

sistema wifi en el coche

Muchas personas realizan trayectos medios y largos en su automóvil casi todos los días. Ya sea para trabajar, para llevar a sus hijos al colegio, o para visitar a familiares y amigos. Cada vez es más común que, sobre todo los pasajeros del vehículo, quieran tener una conexión a Internet para entretenerse mientras se llega al destino. En este tutorial vamos a explicar cómo montar un sistema WiFi en el coche, utilizando nuestro propio móvil y también otros dispositivos adicionales.

Vivimos en un mundo cada vez más digital en el que la conexión a Internet se está convirtiendo en una necesidad básica. Ya sea para recibir WhatsApp, correo electrónico o utilizar apps. Actualmente, en muchos trabajos si no disponemos de una conexión, trabajar es una tarea complicada. Todos queremos estar informados de manera inmediata o poder entretenernos, por este motivo, tener un sistema Wi-Fi en el coche que ofrezca servicio a Internet a sus ocupantes puede ser una buena idea.

Qué equipos necesitamos para tener un sistema Wi-Fi en el coche

Sin lugar a dudas, tener una conexión a Internet en nuestro vehículo puede ofrecernos múltiples posibilidades. No obstante, los conductores deben utilizarlo con el coche parado o con sistemas homologados que no les distraigan de la conducción. Generalmente, los que los disfrutan son los pasajeros, pero todos pueden sacar partido de él. Con un sistema Wi-Fi en nuestro coche podremos hacer las siguientes cosas:

  1. Recibir correos electrónicos.
  2. Utilizar Whatsapp y otras apps de mensajería y redes sociales.
  3. Usar nuestro smartphone como GPS sin consumir datos del propio móvil.
  4. Ver vídeos por Internet en streaming
  5. Controlar desde el coche nuestros aparatos de domótica y accesorios como enchufes inteligentes.

En cuanto a los aparatos que podríamos utilizar para montar nuestro sistema Wi-Fi en el coche tenemos:

  • Un smartphone.
  • El router móvil también conocido como MiFi.
  • Soluciones integrales ofrecidas por los fabricantes

Ahora iremos hablando de cada una de estas opciones, explicando sus ventajas e inconvenientes al elegir cada una de ellas.

El smartphone como sistema Wi-Fi en el coche

Uno de las principales puntos fuertes de utilizar nuestro teléfono móvil, es que no vamos a tener que comprar ningún aparato adicional. Simplemente usamos nuestro smartphone para ofrecer la conexión a otros dispositivos con la función tethering. No va ser necesario tener que quitar la tarjeta SIM del teléfono para utilizarlo en otro equipo. Esto es algo que se valora positivamente, ya que en muchos casos, implica tener que quitar la funda y usar una herramienta para extraer la SIM.

Además, es fácil y rápido de usar, configurando unos parámetros básicos, en cuestión de dos o tres minutos ya lo tenemos hecho y perfectamente funcionando en nuestro coche. Una vez configurado, la próxima vez será cuestión de unos pocos segundos tenerlo en funcionamiento.

El principal punto negativo es, sin duda, el consumo de batería, su consumo es bastante alto y si no disponemos de una batería externa o cargador de automóvil, podríamos quedarnos incomunicados. El otro punto negativo, evidentemente es que tiene menos capacidad que el router Wi-Fi de nuestros hogares por lo que se pueden conectar menos dispositivos simultáneamente.

Cómo usar tu smartphone como un router WiFi para el coche

Configurar nuestro móvil como un router Wi-Fi es realmente muy fácil, podremos crear un punto de acceso en nuestro teléfono inteligente para tener un sistema Wi-Fi en el coche o en cualquier lugar. Tanto en Android como en iOS se hace en el apartado Ajustes. En los iPhone con iOS se llama Compartir internet. Mientras que en Android recibe el nombre de Otras conexiones inalámbricasConexión y compartir o Red e internet.

En este caso vamos a utilizar un smartphone de la marca OPPO con sistema operativo Android. Entonces iríamos a Ajustes y pulsaríamos en Otras conexiones inlámbricas.

Entonces nos saldrá una opción llamada Compartir datos por WiFi. Otros nombres que puede recibir son: Zona Wi-Fi portátil, Punto de acceso portátil o Punto de acceso Wi-Fi, dependiendo del fabricante de Android que uses, lo habrán llamado de una forma u otra.

El siguiente paso que vamos a hacer es tocar en Ajustes de compartir datos por WiFi, para iniciar la configuración de nuestro sistema Wi-Fi en el coche.

Aquí tenemos que centrarnos y configurar una serie de apartados para crear nuestro punto de acceso Wifi.

Nos tenemos que fijar en 4 apartados:

  1. Nombre o SSID: que va a ser el nombre de nuestra red Wi-Fi.
  2. Seguridad: comprobar que tiene establecido un cifrado, el mínimo recomendados sería WPA2.
  3. Contraseña: establecer una password como mínimo de 12 caracteres. En ella se deben incluir mayúsculas, minúsculas y símbolos como por ejemplo la @ o el $.
  4. Banda AP: mejor la de 2,4 GHz por compatibilidad, ya que no todos los dispositivos soportan la de 5 GHz.

Evidentemente, esto se puede usar en el coche, en casa o donde haga falta siempre que tengas datos móviles.

El router Wi-Fi móvil o MiFi, ventajas, inconvenientes y cuáles son los mejores

Otra de las cosas que podemos hacer para montar un sistema Wi-Fi en el coche es comprar un router WiFi portátil o MiFi. Una de las ventajas es que podemos conectar al menos diez dispositivos sin perder rendimiento. Además, como la gran mayoría cuenta con batería interna propia, podremos usarlo en cualquier lugar sin tener que usar un adaptador en el coche o conectarlo a un enchufe. También nos va a ofrecer una mejor autonomía y rendimiento, ya que es un dispositivo diseñado exclusivamente para ello.

Sin embargo, también tiene una serie de desventajas como vamos a ver a continuación. Una es que tenemos que comprar uno router portátil y si queremos calidad puede resultar caro. Además, se trata de un equipo más que tendremos que llevar a cuestas. Aunque no son equipos pesados, tendremos que llevarlo de un lado a otro. Por ejemplo, para cargarlo en casa o si no queremos dejarlo en el interior del vehículo para evitar su robo. Por último, está el problema de la tarjeta SIM. Si tenemos una exclusiva para ello no habrá ningún problema. Sin embargo, si no es así tendremos que quitarla del smartphone y ponersela al MiFi. Lo más normal cuando compramos este tipo de dispositivos es solicitar el servicio Multi-SIM a nuestro operador, o directamente comprar otra línea nueva con datos móviles.

Algunos de los mejores MiFi que podemos encontrar actualmente son los del fabricante NETGEAR por funcionalidades y muy buena relación calidad-precio, aunque la verdad es que son algo más caros que otros modelos de la competencia, porque disponemos de pantalla táctil, y una gran cantidad de opciones de configuración y personalización:

Si quieres un MiFi barato tendrás que optar por los TP-Link que también funcionan muy bien, algunos muy recomendables son los siguientes:

Si quieres otra marca, los Huawei son también muy recomendables ya que funcionan realmente bien en las diferentes redes 3G y 4G que tenemos actualmente.

Tal y como habéis visto, tenemos MiFi en todos los rangos de precio, dependiendo de tus necesidades y de la velocidad inalámbrica en redes de banda ancha móvil que quieras conseguir, deberás optar por unos modelos u otros.

Otras soluciones para tener WiFi en el coche

Actualmente, de los grandes operadores móviles sólo Movistar tiene un servicio que oferta la posibilidad de incorporar conectividad WiFi en el coche con servicios adicionales. Este servicio del operador se llama Movistar Car. Aquí tenéis un vídeo de lo que ofrece:

Este es un esquema del proceso que debéis seguir para tener un sistema Wi-Fi en el coche de Movistar:

Lo primero, evidentemente, es contratralo. Actualmente cuesta 3 € al mes y ofrece 10 GB. Según el momento puede costar 20 € dar de alta el servicio. Después, tras recibir el paquete, lo que hay que hacer es instalar la app. A continuación, conectamos el dispositivo en el coche. Por si no lo sabéis se conecta en el puerto ODB y es un sistema de diagnóstico a bordo. Los coches cuya fabricación sea desde el año 2004 para gasolina y 2005 para diésel en adelante lo tienen. Luego, una vez configurado a disfrutar y a conducir.

También hay que señalar que ofrece más posibilidades que un router portátil, concretamente nos ofrece los siguientes servicios adicionales:

  1. Si sufres un accidente nos ayudará a gestionar el servicio de emergencias del 112.
  2. Nos permite localizar nuestro coche por si no conocemos bien la zona donde hemos aparcado.
  3. Proporciona las rutas óptimas calculando el tráfico en tus recorridos y nos avisa de los radares.
  4. Podemos programar citas relacionadas con el mantenimiento de nuestro coche.
  5. También recibiremos alertas de posibles fallos, si se lleva el coche la grúa o si recibimos un impacto.

Cómo podéis ver, ya no tenemos excusas para no un tener sistema Wi-Fi en el coche ya que tenemos múltiples maneras de conseguirlo. Desde las más baratas con un smartphone, comprando un router WiFi dedicado o con la solución que ofrece Movistar.

El artículo ¿Quieres tener Internet en tu coche? Así puedes montar una red WiFi se publicó en RedesZone.

Powered by WPeMatico

Gustavo Genez

Informático de corazón y apasionado por la tecnología. La misión de este blog es llegar a los usuarios y profesionales con información y trucos acerca de la Seguridad Informática.